Carlos Minucci: «Algunos pretenden cambiarnos el collar y mantener el perro»

El dirigente gremial reclamó a las autoridades nacionales y legislativas la recuperación del rol estratégico del Estado en el servicio público de electricidad

El Secretario General de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía Carlos Minucci a través de esta Carta intenta humildemente reclamarles a las autoridades nacionales y Legislativas, que hoy existe una parcial oportunidad de iniciar la DEFENSA DEL PATRIMONIO DE TODOS LOS ARGENTINOS Y LA RECUPERACIÓN DEL ROL ESTRATÉGICO DEL ESTADO NACIONAL EN EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD.

Esto surge de dos decisiones que han ocurrido en estos últimos días, la finalización de las concesiones de los Contratos de las 17 Represas Hidroeléctricas durante los próximos tres años y el anuncio de la compañía ENEL de abandonar el país y vender sus
activos a saber la Empresa Distribuidora Edesur S.A., las Centrales térmicas Central Costanera y Dock Sud, la hidroeléctrica El Chocón y las Líneas de transmisión CTM y TESA las cuales conectan los sistemas de energía del Noreste Argentino con Brasil, y Yacylec transportadora de Energía de Yacyretá.
Desde el año 1992, año del error histórico que produjo el proceso de privatización más antinacional que haya existido y desdehace 30 años que venimos combatiendo desde aquella CONAGREST (Comisión de Gremios Estatales) conducida desde la CGT de Saúl Ubaldini, en contra del dislate de entregar todas las empresas del Estado a grupos multinacionales. En nuestro caso destruyeron el sistema eléctrico nacional, haciendo desaparecer la participación activa del Estado, ignorando el esfuerzo de generaciones de argentinos y argentinas, transformando un servicio público esencial, hoy reconocido como un DERECHO HUMANO en un negocio privado, provocando una transferencia extraordinaria de riquezas de los usuarios y del Estado Argentino a los grandes grupos de poder, agravado por las decisiones de llevar las tarifas a valores demenciales.

Hoy estamos ante una grave crisis, “el sistema de privatización ha demostrado su fracaso, La prestación a los usuarios es mediocre, las inversiones son mínimas, la expansión es limitada, la pérdida y el reconocimiento de técnicos y profesionales, el vaciamiento de las estructuras para cumplir con las necesidades del servicio, derivando a Contratistas que poco saben de las tareas y eso en beneficio de ellos bajando costos laborales y a la vez el fisco destina millonarios recursos denominados subsidios para que sean administrados por privados, los cuales en parte son desviados para embolsar ganancias que los estados contables no registran (Estos por presión del FMI pasan a ser abonados por los usuarios).

El mercado energético será así mientras no se avance en un cambio drástico de las reglas de funcionamiento porque, en realidad, el sistema tal como está operando no puede» dar respuestas básicas para impulsar un modelo de desarrollo integral, expansión industrial y mejora en la distribución del ingreso».

Esta realidad y en el actual estado de escasez de divisas e inflación, con precios internacionales en alza se debe imperiosamente la estrategia energética y el rol de sus actores (Estado y sector privado) definiendo para la energía ser un modelo mercantilizante o herramienta para el desarrollo nacional, es hora de enfrentar la decisión del cambio para lograr la eficiencia y racionalidad en las empresas de servicios eléctricos, las cuales requieren de una profunda transformación de la gestión empresarial que asimile la responsabilidad de la continuidad y desarrollo del servicio, la excelencia del mismo y la salvaguarda de los recursos estratégicos, ante ellos propongo:

Que se presente un Proyecto de Ley que plantee al igual que las Hidroeléctricas, que el estado a través de sus empresas ENARSA o YPF Luz puedan retener las acciones de la Empresa Enel que tiene en Argentina y de esa manera el Estado asumirá una operatoria en sus distintas áreas que pondrá en funcionamiento el cambio que la sociedad nos está solicitando.

Estamos convencidos que, con esta decisión no traumática, se recuperará en manos del Estado acompañado por empresarios privados que inviertan para lograr los objetivos estratégicos que requiere nuestra Patria.

AHORA LOS POLÍTICOS Y LOS PODERES NACIONALES TIENEN LA PALABRA. EL USUARIO Y EL PAÍS ESPERAN SUS RESPUESTAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *